Skip to content
julio 2, 2012 / ParaEmocionarse

¿Cómo disfrutar plenamente de tu vida sexual?

(Artículo de colaboración, por Marta López, Psicóloga)

En nuestras relaciones con otras personas se producen una serie de intercambios, según la proximidad que se tenga, más o menos intensos. Podemos entablar relaciones familiares, de trabajo, con mayor o menor implicación, diplomáticas, de cortesía, de amistad, en las que los vínculos se estrechan y las emociones muchas veces se asemejan a las que desarrollamos con familiares. Sin embargo, de estas relaciones, la más intensa suele ser la que mantenemos con nuestra pareja. El intercambio sexual suele ser la forma más íntima y carnal de expresar todos nuestros afectos.

Para tener una vida sexual plena con nuestra pareja, son importantes varias actitudes y aspectos a tener en cuenta. Nadie nos conoce mejor que nuestro compañero o compañera, se suele decir, pero es curioso como en el terreno sexual a menudo nos comportamos como marcianos. Como si no habláramos el mismo idioma. Es necesario que podamos empatizar con el otro y encontrar un lenguaje común, un espacio en el que poder explicarnos qué nos gusta y qué no nos gusta del sexo con el otro, cómo nos sentimos con cada caricia. Respetarnos y darnos permiso para disfrutar de lo que queramos disfrutar en cada momento, poder decir un no a tiempo es inteligente y nos guía hacia cosas más apetecibles, si no corremos el riesgo de sentirnos mal y tremendamente incómodos.

Es importante resolver también los miedos e inseguridades que puedan surgir en relación a nuestro cuerpo. A menudo, alguno de los dos miembros de la pareja siente vergüenza y pudor, miedo a no atraer al otro. En otras ocasiones, la rutina y el aburrimiento se apoderan de las relaciones sexuales y dan lugar a la frustración, que puede ir acompañada del enfado, la rabia y la impotencia de no saber qué está pasando y también tristeza, al pensar que algo no marcha del todo bien. Probar cosas nuevas o hablar abiertamente del asunto pueden despertar nuevas sensaciones e inquietudes. Así pues, confiar en el otro es un buen comienzo, dejarse llevar y sentir por cada poro de la piel es un buen pasaje al placer.

Disfrutar del sexo en pareja es una muy buena opción, sin embargo, no es la única. Hay múltiples formas de tener relaciones sexuales. Cuando estamos solos no significa que no podamos tener una vida sexual plena, todo lo contrario, se nos pueden abrir incluso nuevos mundos a explorar. Hemos de tener claro qué queremos y qué no queremos hacer. El objetivo sigue siendo el mismo que con el sexo en pareja: pasarlo bien y disfrutar al máximo la experiencia.

El sexo es una de las necesidades más primarias, como comer o dormir. Se relaciona comúnmente con la felicidad, debido a las sensaciones que provoca. Aún así, hay parejas que consiguen mantenerse sin una vida sexual completa. ¿Cómo pensáis que puede afectar esto a la relación de pareja?

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: