El peor de los miedos

Trabajo en una residencia de ancianos. Eso hace que me encare con la muerte frecuentemente. Parece ser que me he acostumbrado a ella, a que ande cerca, a que pueda aparecer en cualquier momento para llevarse a algún abuelo. Ante esto, yo pensaba: mira qué bien llevo esto de la muerte, trabajar aquí me está yendo genial para poder aceptarla y perderle el miedo. Entonces, un día nos hicieron un curso de gestión de las emociones en los procesos de duelo y muerte. Y la formadora nos hizo imaginar nuestra PROPIA MUERTE. Y tuve miedo. Todas las emociones que pensaba que tenía bajo control con respecto a la muerte se desmoronaron al tener que imaginar la mía propia. Me daba terror. Y es que la muerte da miedo. Como dice Elisabeth Kübler-Ross, experta en procesos de duelo y muerte, “ el miedo a la muerte es un miedo universal aunque creamos que lo hemos dominado en muchos niveles”.

Creo que nuestra sociedad no nos prepara adecuadamente para que veamos la muerte como un proceso más de la vida, para integrarla en nosotros y que no se convierta en un tema tabú. A los niños no se les habla de ella, lo cual es muy contraproducente, y los adultos hablamos de ella sólo si es estrictamente necesario y con incomodidad. En otras culturas la muerte se trata con naturalidad (en la India, por ejemplo, la gente muere en casa y no se “guarda” en ataúdes). En occidente hemos separado la muerte de la vida, y nos da miedo porque es desconocida para nosotros. Muchos autores dicen que la clave para perder el miedo a la muerte es aceptar la propia muerte, habiendo para ello grupos de trabajo sobre la muerte consciente en los que cualquiera puede participar. Una práctica habitual en ellos es la redacción de “la carta de cuando yo muera”, consistente en escribir una despedida al cónyuge.

La muerte no debe ser el enemigo, sino un momento más de la vida al que no hay que temer. Aceptar esto nos permitirá afrontar ese momento, llegue cuando llegue, con paz. Según el dicho, así como vivimos, moriremos. ¿Que pensáis al respecto? ¿Alguien se atreve a dedicar unos minutos a reflexionar sobre la muerte?

Anuncios

8 pensamientos en “El peor de los miedos

  1. Hola!!

    ¿que es lo que nos da miedo de la muerte, no saber que hay despues de ella o el como moriremos o el no volver a ver las personas queridas?

    • Pues eso es muy personal, depende de la persona, de su experiencia, su situación, su sistema de creencias…Una persona con una enfermedad terminal que SABE como va a morir, puede que tenga un tiempo para aceptarlo y no tener miedo cuando llegue su hora. Una persona con creencias religiosas, gracias a su fe en otra vida y a su certeza de reencontrar allí a las personas queridas, quizá estará más tranquila en el momento de su muerte. Aunque curiosamente muchas veces ocurre que estas personas, cuando un ser querido se les muere, en lugar de encontrar consuelo en su fe, se enfadan y rompen temporalmente con sus creencias.

  2. Da miedo reflexionar sobre la muerte, pero creo que el problema está en que en Occidente nos da miedo reflexionar o pensar sobre las pérdidas en general. No se nos prepara para asumir que la vida se acaba y que es natural y supongo que de ahí viene también el miedo general a que las cosas terminen,no?

    • Sí, desgraciadamente en Occidente vida y muerte se conciben como separadas, y no como parte de un proceso natural, de un todo. Y sí, creo que debido a nuestro modo de vida nos cuesta mucho aceptar las pérdidas en general.

  3. Cierto, la muerte nos da miedo y no hablamos, ni pensamos en ella. Sabiendo que es algo ineludible. Pero cuando pensamos sobre ello (lo que por desgracia suele ser cuando no queda otro remedio) nos hacen sufrir mucho, sí, pero también paralelamente nos enseñan a vivir. Es muchas veces reflexionando sobre la muerte cuando aprendemos a amar la vida.

  4. El miedo a la muerte. Muy interesante este artículo .¿Nadie se ha puesto a pensar que
    cuando uno es más viejo tiene menos miedo a la muerte? ¿ O quizás es una idea errónea que yo tengo? Me gustaria que me contestàrais esta preguntas.

  5. EL MIEDO A LA MUERTE. Pregunta directa: ¿ Voy a tener menos miedo a la muerte, cuanto más vieja sea?. Si esto es así ,sería una pequeña ventaja el ser más vieja. Esto me recuerda que hay personas que quieren morir porque no soportan más su estado. A veces porque sienten mucho dolor, a veces porque ya están muy degenerados físicamente por la enfermedad, o simplemente porque han perdido toda esperanza de recuperación. Esta gente en realidad lo que tienen miedo es a la vida, están VIVIENDO LA MUERTE EN VIDA .Eso tiene que doler mucho,

  6. Sí, a medida que nos vamos haciendo mayores vamos aceptando la muerte, es un proceso natural. La mayoría de personas mayores la esperan con tranquilidad y algunas, como dices, con impaciencia. En la residencia de ancianos donde trabajo es muy común escuchar a los residentes hablar de la muerte con total serenidad, y sólo esperan no sufrir en el proceso. Son muy típicas frases como “ya he vivido todo lo que tenía que vivir”, “ya me puedo marchar, he vivido demasiado” o incluso “¡la vida, para los jóvenes!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s