Un impulso al cambio

La tristeza es una emoción bastante impopular. No nos gusta sentirnos tristes y tampoco nos gusta ver tristes a los demás. Cuando alguien está triste es normal escuchar de boca de familiares, amigos o seres queridos: “lo que tienes que hacer es salir a divertirte”, o “haz borrón y cuenta nueva”, o “olvídate de todo y sal a emborracharte”, o “deja de llorar y lamentarte que eso no sirve para nada”, o “no tienes que pensar en eso, ahora tienes que ser fuerte”. Cuando sentimos tristeza nuestro primer impulso es intentar eliminarla.

Si bien es cierto que es necesario tomar cartas en el asunto en los casos en los que tristeza persiste a lo largo del tiempo, también es cierto que sentir tristeza de forma puntual es absolutamente necesario y adaptativo. La tristeza es una emoción que nos lleva a reflexionar sobre nuestra vida y a examinar nuestra situación actual, lo cual nos puede ayudar a identificar aquello que no nos gusta o aquello que necesitamos cambiar. Una vez identificado el problema nuestra labor consiste en trazar un plan que nos ayude a dar ese CAMBIO hacia un estado mejor, lo que a su vez nos proporcionará el BIENESTAR que buscamos. Es decir, no siempre debemos huir de la tristeza, porque en muchas situaciones la tristeza es la emoción que precede al cambio que nos hace falta.

 La vida está repleta de etapas, y cada etapa requiere que se produzcan una serie de cambios que favorecen nuestra evolución y enriquecen nuestra existencia. Hay momentos en los que las circunstancias te empujan a dar un salto, a mejorar, a introducir novedades, a probar nuevos roles y experiencias. Incluso cuando no creemos necesitar un cambio o cuando no queremos que nada cambie nos podemos sorprender positivamente de las mejoras que se producen a raíz de un mal momento. Estoy convencida de que todos habéis atravesado una mala racha o un periodo de crisis en el que la tristeza ha estado presente más tiempo que de costumbre, y seguro que hubo un momento en el que la situación cambió y volvió el optimismo. ¿Habéis pensado hasta qué punto la tristeza os ayudó a salir del agujero?

Anuncios

Un pensamiento en “Un impulso al cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s