La máxima expresión del asco

El vómito es una respuesta fisiológica que provoca la expulsión del contenido del estómago a través de la boca. Esta respuesta se desarrolló evolutivamente para expulsar del cuerpo cualquier sustancia o alimento venenoso que pudiese provocar la enfermedad o incluso la muerte de la persona. Evidentemente, se trata de una respuesta adaptativa que favorece la supervivencia de la especie.

La causa principal del vómito suele ser la enfermedad: problemas digestivos (como la gastritis), desórdenes alimentarios, alergias, intoxicaciones, consumo excesivo de alcohol, dolores intensos, etc. Dentro de este grupo de causas también podemos incluir los vómitos como efecto secundario de algunos tratamientos como la radioterapia o la quimioterapia. Son muchas y muy variadas las causas que pueden provocar el vómito, y no todas son de origen médico. El vómito también puede ser resultado de un momento de nerviosismo o agitación o producirse como consecuencia de sentir asco hacia algo o alguien. De hecho, el asco es definido como “la sensación de repugnancia que incita al vómito”.

La sensación que se tiene justo antes de vomitar es lo que llamamos náuseas o angustia. Cuando algo nos da asco es muy típico sentir esas náuseas, que pueden preceder al vómito o aparecer de forma aislada. Esto se debe a que el sistema nervioso es el encargado de controlar y promover las contracciones estomacales que dan lugar a las arcadas. Por ejemplo, si yo estoy comiendo castañas y descubro un gusano en alguna de ellas sentiré mucho asco, esta emoción provocará que mi cerebro interprete ese alimento como negativo o dañino para mi organismo, lo que automáticamente provocará que mi estomago comience a contraerse para expulsar lo que he ingerido.

Resulta imprescindible para nuestra supervivencia apartar de nosotros o vomitar (en el caso de la comida) aquello que no nos gusta o nos provoca asco, porque aquello que es malo para nuestro cuerpo compromete nuestro bienestar y nuestra calidad de vida. Por ello, a pesar de que vomitar sea de por sí asqueroso y poco agradable, hemos de pensar que se trata de un mecanismo fisiológico que previene las intoxicaciones; además, la sensación posterior suele ser bastante placentera.

Lo curioso es que a veces puede haber situaciones en las que vomitamos o sentimos náuseas sin haber ingerido comida, por ejemplo al ver una imagen especialmente desagradable o sentir un olor muy fuerte ¿Qué otras cosas os han hecho sentir ganas de vomitar de asco?

Anuncios

4 pensamientos en “La máxima expresión del asco

  1. bufff! he buscado expresamente algun post sobre esto!!! el vomito como máxima expresión del asco!! acabo de experimentar esta sensación por primera vez en mi vida a mis 30 años. soy una persona poco sugestionable, poco escrupulosa… he comido cosas en mal estado, he maltratado mi estomago mil veces, me gusta el gore, no me dan asco ni los peores bichos, ni escatologías varías… he sometido mi cerebro a imágenes de todo tipo… soy enfermera y he visto y olido todo tipo de cosas asquerosas sin afectarme lo mas mínimo… inmune!! y, de repente, hace 10 minutos me he acercado a la cocina a “picar” sobras de pizza de la cena de ayer. le he dado dos bocados a la porción d carbonara y no me ha convencido porque estaba muy seca así que la he tirado… aún masticando, cojo la otra caja de pizza, la que estaba debajo, esperando encontrar la barbacoa mas apetecible, y de repente, al abrirla, veo como surgen de la pizza más hormigas de las que soy capaz de imaginar saliendo disparadas en todas direcciones presas del miedo al destape… y ha sido instantáneo!! buaaaaaaaaaaaaaaaahhh!!!! que rato más malo!!! siempre lo he sabido: el cuerpo es sabio, y la mente muy traicionera. aish! pero sí! que a gustito estoy ahora!!!

    • ¡Muchas gracias por tu aportación, M Luisa! Nos gusta que nos contéis vuestras experiencias personales ya que ayudan a enriquecer el blog. Tú caso es un ejemplo de que el asco es una emoción muy adaptativa. Como bien has comentado, el cuerpo es sabio y en tu caso ha sabido reaccionar rápidamente para evitar consecuencias peores.
      ¡Un saludo y gracias por leernos!
      Saludos,
      ParaEmocionarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s