Todos para uno y uno para todos.

Llamamos grupo al conjunto de personas que están unidas por un interés común, motivadas por un mismo tema o que trabajan por un mismo objetivo. Por ejemplo, los adolescentes que pertenecen a un grupo tienen los mismos gustos por la música, ropa o deportes. Los trabajadores de una fábrica también pertenecen a un grupo, orientado a que haya productividad.

 Todos pertenecemos a uno o varios grupos durante nuestra vida, ya que vivimos en sociedad. Dentro de un grupo las personas adquieren diferentes roles, es decir, diferentes “papeles” que se representan dentro del grupo relacionados con su funcionamiento. Dentro de un grupo se puede ser, por ejemplo, líder, si se trata de la persona que suele mandar a los demás, creativo, si normalmente proporciona nuevas ideas, moderador, si siempre pone paz en una discusión, inconforme, si nunca está de acuerdo con lo que se expone… ¿Se os ocurren otros papeles? Aunque existen muchos roles dentro de los grupos, hablaremos más extensamente de uno muy importante: el rol del líder.

El liderazgo es el conjunto de capacidades que tiene una persona para influir en el grupo y conseguir que sus integrantes le obedezcan o logren su objetivo. Entre sus capacidades están la iniciativa, la buena organización y la capacidad para incentivar o motivar al grupo. Un buen líder ha de saber cuándo y cómo mandar, dependiendo de las personas del grupo con las que esté interactuando. Existen varios estilos de liderazgo, desde el más autoritario, que no delega responsabilidades, hasta el más liberal, que permite que el grupo tenga libertad para tomar decisiones.

Para que funcione bien un grupo es importante la cooperación, que es la capacidad de los integrantes de compartir el trabajo para llegar al objetivo. El líder debe favorecerla y mantenerla, ya que de esta forma las metas se consiguen de forma más rápida y efectiva. Ambas capacidades, liderazgo y cooperación se obtienen a partir de la pertenencia a un grupo. Sin grupo no puede haber rol de líder ni capacidad de cooperación.

Los grupos evolucionan con el tiempo. Todos los cambios que ocurren durante la evolución de un grupo forma parte de la dinámica del grupo. Los llamados ejercicios de dinámica de grupo se realizan en las empresas para mejorar las relaciones internas del grupo, el trabajo en equipo, o incluso para hacer la selección de personal. ¿Alguna vez habéis participado en una dinámica de grupos? ¿Cuál creéis que fue vuestro rol?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s