Más allá de la pareja clásica…

La mayoría de nosotros entiende como pareja clásica aquélla formada por un hombre y una mujer, los cuales comparten su vida y tienen un proyecto en común (tener hijos, vivir juntos…) y que son fieles el uno al otro.

Esta es la idea que, en términos generales, se ha tenido siempre de una pareja, sobretodo por parte de sociedades religiosas. Pero la realidad no es ésta. La pareja clásica es muy frecuente pero no es ni mucho menos el único prototipo de pareja que existe.

Ya desde tiempos antiguos ha existido siempre la homosexualidad, tanto en hombres como en mujeres. Este tipo de pareja donde los integrantes son del mismo sexo ha sido siempre difícilmente aceptada por la sociedad, y aún hoy algunas culturas la rechazan. Por suerte, en muchos países desarrollados las parejas homosexuales pueden casarse y adoptar hijos.

En otras culturas, sin embargo, está bien aceptada la poligamia. En las naciones islámicas, por ejemplo, está bien visto y se espera que un hombre tenga a varias mujeres como esposas (poliginia). En tribus de la India, por el contrario, son las mujeres las que tienen varios maridos (poliandria). Estos tipos de pareja no son bien aceptados por los países occidentales, donde se espera que el hombre sea monógamo (una sola esposa/marido).

De todas formas, aunque la poligamia no esté aceptada en nuestro país, ciertas parejas llamadas “abiertas” o “de mente abierta” consienten la participación de otra persona en sus relaciones sexuales. Los integrantes de la pareja son fieles el uno al otro pero realizan el encuentro sexual con otra persona (ellos dos y un amigo, conocido…) para crear más excitación sexual. Es lo que comúnmente se llama “trío”. Otra práctica similar es el intercambio de parejas, en el cual los integrantes se acuestan con las parejas del otro. Otras parejas deciden participar en encuentros sexuales en grupo (orgía o poliamor) y otras son seguidoras del amor libre, en el cual es lícito tener relaciones esporádicas con otras personas (característico del movimiento hippie).

Todas son maneras distintas de llevar una relación, y dependen mucho de la educación recibida, las experiencias vividas, el tipo de relación de los progenitores, la cultura y la religión de los integrantes de la pareja, etc. A veces son temporales y otras, de carácter definitivo.

¿Creéis que las emociones dentro de estos otros tipos de parejas son diferentes a las que existen en una pareja clásica? ¿Creéis que existen celos, amor, desconfianza…?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s