Cuando el amor duele

Seguro que todos conocéis alguna persona que ha sufrido por amor, el problema viene cuando dicho sufrimiento se debe al maltrato. Y es que el maltrato, por desgracia, es una realidad y un problema social que afecta a muchas personas en la actualidad. Pero cuando hablamos de maltrato no sólo hacemos referencia a la violencia física, existe otro tipo de maltrato que “no se ve”: el maltrato emocional o psicológico.

Dentro de una pareja existen malos tratos cuando se da un abuso de poder por parte de uno de los miembros de la pareja sobre el otro, con la intención de “controlarlo” o someterlo a su voluntad, ya sea a través de golpes, insultos o abusos sexuales. Estas vivencias acaban produciendo indefensión, frustración e impotencia en la victima.Maltrato

Evidentemente, la violencia física es el tipo de maltrato más obvio, y por lo tanto, más fácil de identificar. Sin embargo, lo más frecuente es que los malos tratos comiencen por el maltrato psicológico. Diferentes estudios han demostrado que el maltrato emocional se presenta con mayor frecuencia que el físico; e incluso en la mayoría de los casos de violencia física, previamente y concomitantemente existía algún tipo de maltrato emocional, como por ejemplo: insultos, humillaciones, aislamiento, intimidación, amenazas (con herir, matar, suicidarse o llevarse a los niños) o desprecios. De hecho, la mayoría de las victimas estudiadas parecen coincidir en que la humillación, la ridiculización y los ataques verbales eran más “perniciosos” que la violencia física que habían sufrido. Al igual que existe una conciencia social de que la violencia física no debe tolerarse, tampoco debería permitirse ningún tipo de maltrato psicológico. Dentro de una pareja siempre debe prevalecer el respeto mutuo.

La propia OMS (Organización Mundial de Salud) establece en un informe del año 1998 que el peor aspecto de los malos tratos es “la tortura mental y el vivir con miedo”. El gran problema a la hora de identificar el maltrato emocional es que muchas veces se justifica bajo la palabra AMOR. Un ejemplo, un hombre le dice a su mujer “vestida así pareces una prostituta, no me extraña que nuestros hijos se avergüencen de ti” y prosigue diciendo “no te lo tomes a mal, te lo digo por tu bien, porque te quiero”. Si este tipo de situaciones se perpetúan y se vuelven sistemáticas, la víctima comenzará a sentir que no tiene ningún valor, ni criterio para decidir, sentirá que es inferior a su pareja y que para “mejorar” debe obedecerle. Todo ello bajo el argumento de que tu pareja te quiere y quiere lo mejor para ti.

¿Conocéis el dicho “quien te quiere te hará sufrir”? Esa es la excusa que respalda un maltrato psicológico, así se justifica y se convence a la víctima del supuesto “amor” que se esconde tras esos actos. Pero la verdad es que el dicho debería ser “quien te quiere te hará feliz”. Vosotros qué pensáis ¿Creéis que el sufrimiento es parte del amor?

Anuncios

2 pensamientos en “Cuando el amor duele

  1. El sufrimiento nunca debería de formar parte del amor, aunque por desgracia forma parte de él. Como comentas en la entradas, en muchas ocasiones se da un sufrimiento inhumano a la persona maltratada.

    El amor sólo debería hacer feliz a las personas, ya que, como dicen en los cuentos, es el sentimiento más poderoso, pero también el más difícil de controlar…

    Un saludo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s