Retazos del blog: La ira del psicópata

¿Qué es un psicópata? Los psicópatas son personas que no tienen empatía, son incapaces de ponerse en el lugar del otro o de pensar  en lo que pueden sentir los demás. Y aunque nos pueda parecer algo lejano a nosotros (posiblemente únicamente típico de las películas) la realidad es que existen muchos psicópatas: concretamente el 1% de la población. Por lo tanto es algo a tener en cuenta, posiblemente durante vuestra vida conozcáis a más de uno. Y, aunque a menudo relacionamos a los psicópatas con la violencia, no tiene por qué ser así. Muchos psicópatas no matan, aunque podrían matar si fuera necesario y alguien se interpusiera en su camino. Y es que son completamente egoístas y para ellos los demás no son importantes.La ira del psicopata 2

Para entender un poco como piensa un psicópata os voy a explicar una pequeña anécdota que posiblemente muchos de vosotros conozcáis ya. Imaginaros que una chica se encuentra en el entierro de su madre. Allí conoce a un hombre maravilloso, es la persona con la que siempre soñó. Al día siguiente ella mata a su hermana. ¿Por qué la mata? La respuesta inmediata de un psicópata sería: para volver a ver al hombre. Y es que posiblemente ese caballero aparecerá de nuevo en el entierro de su hermana. La mayoría de nosotros no usaríamos esa lógica, no se nos pasaría por la cabeza la posibilidad de matar a alguien por volver a ver a una persona que nos gusta. Pero el psicópata antepone sus necesidades a las de cualquier otro ser vivo, y por tanto eso lo hace temible.

¿Por qué los psicópatas a veces pueden llegar a matar de una manera brutal? ¿Es la ira lo que les mueve?¿Sienten más ira que el resto de personas? En realidad se han hecho algunos estudios sobre cómo procesan las emociones y los resultados son controvertidos.  Se ha sugerido que, aunque pueden sentir emociones,  lo hacen de manera más tenue.  Esto se podría relacionar con el tamaño menor de su amígdala, que es la parte del cerebro más relacionada con las emociones.  Además parece que tienen problemas en reconocer las emociones faciales de los demás. Existe una teoría que sostiene que el hecho de que no puedan percibir el miedo o tristeza en los otros no les permite aprender a evitar comportamientos que provoquen estas reacciones de miedo o tristeza en los demás.  ¿Y en cuanto a la ira? Debido a su impulsividad pueden enfadarse más frecuentemente que el resto de gente. El problema es que es difícil predecir cuándo se enfadarán, ya que pueden hacerlo en situaciones poco corrientes, o incluso llegar a enfadarse de manera exagerada por hechos insignificantes. En nuestra sociedad nos enseñan que debemos controlar la ira como algo socialmente aceptable. En su caso, pueden llegar a dejarse llevar por la ira de manera descontrolada porque realmente no les importa el poder llegar a hacer daño.La ira del psicopata

En conclusión, los psicópatas tienen un importante problema a nivel emocional. No son capaces de ponerse en el lugar del otro ni de reconocer los sentimientos de los demás. Por tanto sus emociones no se regulan adecuadamente en el contexto social. Pero quizás os resulte complicado imaginaros estas características sin tener en mente a alguien en concreto. Así que, para hacerlo más sencillo, pensad por un momento en grandes psicópatas del cine. ¿Cómo nos los muestran en las películas?

Anuncios

2 pensamientos en “Retazos del blog: La ira del psicópata

  1. Muy buen artículo la ira del psicópata. Supongo que la gente muy muy buena debe tener la amígdala super grande.¿Sabéis si se puede medir?
    Cande.
    Muy bien el corrector, es mucho más fácil escribir ahora en vuestro blog.

    • Hola de nuevo, Cande!
      Muchas gracias por tu comentario. La amígdala sí que se puede medir, de hecho actualmente se mide en muchos estudios de resonancia magnética, utilizando un programa específico. Respecto a su tamaño, no hemos encontrado estudios que sugieran que la gente más buena tenga una amígdala más grande. A veces no hay una relación directa entre tamaño y función. De hecho, podría no ser del todo positivo tener la amígdala aumentada, ya que, por ejemplo, se ha visto que en las personas que presentan un primer episodio de psicosis, o en adolescentes con alto riesgo de esquizofrenia justamente hay un mayor tamaño de la amígdala. Esto nos hace pensar que a veces ni los excesos ni los defectos son buenos…
      ¡Un abrazo!
      ParaEmocionarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s