EL PAPEL DE LA TESTOSTERONA

La testosterona es conocida por ser la principal hormona sexual masculina. Es una hormona producida principalmente por los testículos en los hombres y, en menor medida, por los ovarios en las mujeres. Es decir, las mujeres también la producen aunque en menores proporciones. Normalmente, los niveles de testosterona en sangre son aproximadamente 10 veces mayores en los hombres adultos que en las mujeres.

Los efectos de la testosterona son más destacables en hombres que en mujeres, pero son igual de importantes para ambos sexos. Entre las principales funciones de esta hormona están el mantenimiento del tono mLa testosteronauscular y la energía física, la prevención de la osteoporosis y el desarrollo de espermatozoides (solo en los varones). Durante la adolescencia, la testosterona tiene un papel clave en la madurez de los órganos reproductivos masculinos y en los cambios corporales y faciales típicos de la virilidad como el crecimiento de la nuez, la profundización de la voz, el crecimiento del vello corporal y facial y la amplitud de la mandíbula.

A parte de todas estas funciones, la testosterona también parece tener efectos sobre el cerebro. En estudios de resonancia magnética funcional se ha observado que los niveles de testosterona producen cambios en la actividad de la amígdala (área relacionada con las emociones). Además, los jóvenes que tienen altos los niveles de esta hormona parecen responder más rápido ante emociones como la ira y el miedo. Estos hallazgos concuerdan con la idea popular de que los niveles de testosterona están relacionados con actitudes sociales como la dominancia, la agresividad, el poder o el estatus social.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Hay varios estudios que indican que tanto los niveles muy altos como los niveles muy bajos de testosterona pueden producir cambios de humor. En especial, los niveles bajos suelen asociarse a apatía o síntomas depresivos en los hombres.

No se puede pasar por alto que la testosterona tiene fama de promover el deseo sexual masculino. Un estudio ha demostrado que los niveles de testosterona disminuyen ligeramente en los hombres que mantienen relaciones de compromiso (monógamas). Antropológicamente, esto se podría explicar por una reducción de la necesidad del macho de buscar pareja para aparearse. Sin embargo, este fenómeno no ocurre en las mujeres.

Resulta muy curioso que un artículo reciente afirme que existe una relación entre niveles altos de testosterona y mayor frecuencia de masturbación en las mujeres. ¿Qué os parece? ¿Creéis que la testosterona también está relacionada con el deseo sexual femenino?

Anuncios

2 pensamientos en “EL PAPEL DE LA TESTOSTERONA

  1. Interesante artículo sobre la testosterona y el deseo sexual. En relación a lo que explicais de que baja la testosterona en los hombres que tienen una pareja estable, yo también he leido que hay un bajón muy pronunciado de esta hormona en los varones que acaban de ser padres. La naturaleza es muy sabia.

    • Hola, Cande
      Siempre nos alegra recibir comentarios tuyos porque sabemos que eres una fiel seguidora de este blog. Tienes toda la razón con respecto al dato que apuntas. Los estudios indican que la testosterona baja en los hombres que son padres, es decir, la naturaleza es muy sabia como tú comentas y prepara a los hombres para cuidar de su descendencia.
      Un fuerte abrazo,
      ParaEmocionarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s