MÁS ALLÁ DE LA TESTOSTERONA

En general, está muy reconocido el importante papel que tiene la testosterona en el desarrollo sexual masculino. Sin embargo, hay muchas otras hormonas que participan en este proceso y son auténticas desconocidas. Por ejemplo, la hormona luteneizante (LH) y la hormona folículo estimulante (FSH) regulan juntas el crecimiento testicular y la espermatogénesis (es decir, la producción de espermatozoides). Puede que los nombres de estas dos hormonas os resulten familiares porque hablamos de ellas en el ciclo menstrual.
Hombres y mujeres compartimos las mismas hormonas, aunque en diferentes proporciones y con distintas funciones. Los testículos de los hombres también secretan una pequeña cantidad de estradiol y progesterona (hormonas que también tienen un papel inportante en el ciclo menstrual femenino). Para que os hagáis una idea aproximada, los niveles de estradiol de los hombres son tan bajos como los que presenta una mujer postmenopáusica. En los varones, el papel del estradiol consiste en ayudar a que los espermatozoides no mueran prematuramente.Testosterona hormonas femeninas hombre
Un caso extremo y bastante infrecuente en el que el cuerpo de un hombre parece comportarse como el de una mujer, es el síndrome de Couvade (o embarazo psicológico). Este síndrome suele afectar a padres que están esperando un bebé y suele presentarse alrededor del tercer mes de embarazo de su mujer o en un periodo cercano al parto. Los hombres que lo padecen pueden experimentar síntomas parecidos a los del embarazo, como las náuseas, el aumento de peso y el incremento o la pérdida de apetito. Se ha postulado que estos síntomas están relacionados con alteraciones hormonales: aumento de los niveles de prolactina, estradiol y cortisol al mismo tiempo que disminuye la testosterona.
Este extraño fenómeno que comporta aspectos endocrinos, también se ha relacionado con aspectos psicológicos y emocionales. El síndrome de Couvade suelen padecerlo hombres que sienten una gran ansiedad ante la llegada del bebe, ante los posibles riesgos del feto y de la madre o ante los cambios y la responsabilidad que conllevará el bebe/niño. Hay una teoría que dice que la razón por la que estos hombres se involucran tanto emocionalmente es porque ellos tuvieron relaciones malas o conflictivas con sus propios padres (problemas de alcoholismo o malos tratos).
Con este raro síndrome, se hace evidente que la estrecha relación entre los cambios hormonales y las alteraciones emocionales no sólo está presente en las mujeres, también se da en los hombres. Vosotros, ¿conocéis o habéis escuchado de algún hombre que haya tenido un embarazo psicológico?

Anuncios

2 pensamientos en “MÁS ALLÁ DE LA TESTOSTERONA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s