Hombres transexuales y hormonas: De mujer a hombre

Como recordaréis de entradas anteriores, cuando hablamos de hombre transexual nos referimos a una persona que nació con cuerpo femenino, aunque se siente hombre. En esta entrada hablaremos del proceso de cambio que experimentarán los hombres transexuales cuando deciden empezar un tratamiento hormonal para lograr un cuerpo más masculino.

Al igual que en el caso de las mujeres transexuales, el tratamiento hormonal no podrá comenzarse sin que se haya realizado una evaluación por parte de profesionales de la salud mental, quienes deberán de realizar un informe positivo. Se le pedirá a la persona (si no lo había hecho ya) que comience a vivir su día a día como hombre, es decir, presentándose en sociedad como tal. Esto ayudará a ver cómo se desenvuelve tras el cambio, y deberá probarlo durante un mínimo de 3 meses antes de que se le autorice a tomar tratamiento hormonal. Alternativamente, se puede realizar un periodo de psicoterapia (normalmente de 3 meses como mínimo).

La segunda fase antes de comenzar el tratamiento hormonal también será igual al caso de las mujeres transexuales. Se realizará una evaluación endocrinológica para establecer si existe o no alguna contraindicación para el tratamiento. Si no existen estas contraindicaciones, se informará al hombre transexual de las diferentes opciones terapéuticas, los riesgos para la salud, y se le pedirá un compromiso para realizar un seguimiento. A partir de aquí podrá realizar el tratamiento hormonal.

El tratamiento utilizado será la testosterona, que se podrá administrar como inyectable intramuscular o en gel, sobre la piel. Hay que tener en cuenta que esta puede tener algunos efectos secundarios, como por ejemplo el aumento de la agresividad o la aparición de acné. Sin embargo, el tratamiento con testosterona ayudará a detener la menstruación (en 2-3 meses aproximadamente), aumentar el vello corporal (incluida la barba) y la masa muscular. También fomentará la disminución de la masa grasa, llevando a un cuerpo con una forma más típicamente masculina. Por otro lado, aumentará el deseo sexual y la voz cambiará de tono, haciéndose más grave. Además, puede darse una disminución del tamaño de los pechos, aunque será parcial.

Como en el caso de las mujeres transexuales, el tratamiento deberá administrarse de por vida, y según las guías clínicas los cambios podrán notarse hasta 2 años después. Sin embargo, os dejamos un vídeo ilustrativo que muestra que estos cambios podrían verse hasta 5 años después. ¿Qué os parece?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s