El síndrome de Cushing: una enfermedad rara muy desconocida

Dentro de la temática de las hormonas, esta semana hemos querido presentar lo que es el síndrome de Cushing. Supongo que os preguntareis qué es, posiblemente la mayoría de vosotros no lo conozca o no haya oído hablar antes de esta enfermedad o puede que a algunos os suene, ya que algunas veces ha aparecido en televisión, en series como House. Las personas que padecen síndrome de Cushing sufren una exposición prolongada a  niveles elevados de cortisol (hipersortisolismo). El cortisol es una hormona muy conocida por ser la hormona del estrés; es decir, se encarga de activar nuestro metabolismo cuando nos encontramos en situaciones estresantes. Sin embargo, cuando el cuerpo produce niveles elevados de cortisol durante un largo periodo de tiempo, como ocurre en los pacientes con síndrome de Cushing, se desencadenan un conjunto de síntomas clínicos (físicos y psicológicos) que resultan perjudiciales.
Entre los síntomas físicos más característicos del síndrome de Cushing se encuentran: la obesidad central (abdomen hinchado y extremidades delgadas), el aumento de peso, la debilidad muscular y ósea, el insomnio, la hipertensión arterial, la cara roja y redondeada, el acné, el exceso de vello, la facilidad para hacerse morados (hematomas), la irregularidad menstrual, lo que se conoce como giba de Búfalo (acumulación anómala de grasa entre los hombros) y las estrías de color rojo-vinoso. Para que os hagáis una idea mejor, en este link podéis encontrar información para médicos que incluye imágenes sobre el síndrome de Cushing.
A parte de todas estas complicaciones puramente físicas, también se observan síntomas psicológicos en los pacientes con síndrome de Cushing, la gran mayoría de carácter emocional. Uno de los más habituales es la labilidad emocional, que se define como cambios bruscos de humor o reacciones emocionales desproporcionadas (por ejemplo, un llanto desconsolado). Otros síntomas como la irritabilidad, la pérdida de la libido, la ansiedad o la sintomatología depresiva también pueden aparecer en muchos pacientes durante la enfermedad o incluso tras la curación.
El síndrome de Cushing es una enfermedad compleja que causa un gran malestar y disminuye la calidad de vida de quién lo sufre. Es cierto que muchos de los síntomas mencionados revierten o mejoran una vez que son tratados y sus niveles de cortisol vuelven a la normalidad. Sin embargo, en muchos casos hay comorbilidades (síntomas) que persisten tras la curación. Desde el punto de vista psicológico, los pacientes tienen que adaptarse a los cambios experimentados en su apariencia física, en su estado emocional e incluso, en sus relaciones con familiares y amigos. ¿Os imagináis pasar por algo así? ¿Cómo os sentiríais?

Un pensamiento en “El síndrome de Cushing: una enfermedad rara muy desconocida

  1. Pingback: Un video para entender mejor lo que es el Síndrome de Cushing | ParaEmocionarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s