El hipertiroidismo versus el hipotiroidismo

La glándula tiroides está ubicada en la parte delantera del cuello y su trabajo es formar las hormonas tiroideas. La función de las hormonas tiroideas es ayudar al cuerpo a utilizar la energía, consiguiendo así que el cerebro, el corazón, los músculos y el resto de órganos funcionen con normalidad. Pero, ¿qué pasa cuando los niveles de hormonas tiroideas están alterados?
Existen dos enfermedades clásicas que se caracterizan por alteraciones en los niveles de hormonas tiroideas: el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.
– El hipertiroidismo se produce cuando existe un exceso de hormonas tiroideas en el organismo, es decir, la glándula tiroides está hiperactivada. Esto conlleva que todas las funciones del cuerpo tiendan a acelerarse, como por ejemplo el ritmo cardiaco. A nivel emocional, es habitual que la persona con hipertiroidismo se sienta irritable, nerviosa o con síntomas de ansiedad. Esto hace que frecuentemente, sobre todo al inicio de la enfermedad, estos síntomas se puedan confundir con los producidos por el estrés.
– El hipotiroidismo es todo lo opuesto. En estos casos, la glándula tiroidea no es capaz de producir la suficiente cantidad de hormonas tiroideas para mantener el funcionamiento normal del organismo. La falta de hormonas tiroideas hace que todos los procesos corporales vayan con lentitud, por ejemplo los enfermos pueden notar más frío o cansarse más fácilmente. A nivel emocional, pueden sentirse apáticos o con síntomas depresivos.
Evidentemente, tanto las manifestaciones físicas como los cambios emocionales producidos por el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, se corrigen o desaparecen cuando se recibe el tratamiento adecuado. De hecho, hay personas que pueden notar las mejorías al poco tiempo de comenzar el tratamiento.
Hemos querido resaltar estas dos patologías porque nos parece interesante cómo las hormonas tiroideas, tanto por defecto como por exceso, puede tener un efecto notable sobre el estado de ánimo. Sin duda, es un ejemplo más de que las alteraciones hormonales nos hacen susceptibles a padecer vaivenes emocionales. ¿Vosotros qué pensáis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s