Retazos del blog: Una historia llena de emociones

Décimo capítulo: La pareja

Esta es la continuación de una historia que comenzó hace tiempo… Si no habéis leído los capítulos previos os recomendamos que leáis las entradas anteriores para entender bien toda la historia:

Estrella se despertó inquieta, ¿qué hora sería? Ya había salido el sol y su marido no estaba en la cama. Parecía tarde, pero de todos modos necesitaba unos minutos antes de levantarse. La noche había sido larga y dura, las pesadillas la atormentaban últimamente…Cuento pareja

Su marido había sido siempre su confesor, su mejor amigo, y sin embargo jamás le había hablado de la existencia del monstruo… Y menos aún que se había saltado todas las normas para esconderlo. En realidad era mejor así, si alguna vez se descubría, su familia estaba más segura sin saber nada. De todos modos, los remordimientos la atormentaban, la angustiaban, le llegaban incluso a dificultar la respiración… Se sentía como si estuviera cometiendo una infidelidad. Infidelidad… Pensar en esa palabra la hizo recordar…

Cuando conoció a su marido en su juventud lo primero que le atrajo fue su personalidad. Era muy diferente a ella, pero aún y así encontraba sus ideas y su sentido del humor fascinantes. Durante un tiempo los dos se sintieron como en un cuento de hadas, pero ella tuvo que marcharse a estudiar al extranjero y la distancia, tras una época de crisis, acabó enfriando la relación. Y el cuento terminó.

Tras unos años conoció a Christian… Fue una relación diferente, intensa y pasional… Aunque ahora, en su madurez, se daba cuenta de que posiblemente no fue muy positiva para ella. Creó bastante dependencia, dejó muchas cosas a un lado y al final acabó sufriendo bastante. Por un lado la relación tenía muchas cosas negativas, sentía que él no la tenía en cuenta, era muy desconfiado, controlador y egoísta. Por otro lado, alguna razón la retenía a su lado. Pero todo acabó cuando se enteró de que se había ido con otra… Eso fue la gota que colmó el vaso y el punto y final.Fin de los meses de las relaciones de pareja

Más tarde su marido se volvería a cruzar en su vida, y la relación fue haciendo más fuerte a medida que iba pasando el tiempo. Vino la convivencia, muchos buenos momentos, algunos momentos menos buenos, Gabriel… ¡Su pequeño! Despertaba en ella tanta alegría… Definitivamente no podía continuar ocultando el tema del monstruo a su familia, se lo diría a su marido ese mismo día… De repente él apareció en la habitación con el desayuno y una sonrisa de oreja a oreja. Estrella le miró con dulzura, era todo un detalle que le trajera el desayuno a la cama, tal vez no debiera estropear el momento… Ya le hablaría del monstruo en otra ocasión…

Y con este pequeño flashback terminamos este cuento ¿Qué os ha parecido? ¿Os gustaría leer más?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s